La ciencia del tacto: por qué el contacto físico puede hacerte más feliz y tener más éxito

Tocar puede desactivar las regiones de estrés y ha sido utilizado por los primates para formar alianzas.

Suscríbete a DyN Noticias

“¿Qué es la buena vida?” es una de las preguntas más inquietantes de la vida. Saber qué nos hace felices y cómo llevar la felicidad a los demás, ha sido el pan y la mantequilla de los filósofos desde Lao Tse y Aristóteles. Pero la respuesta a esto no es tan compleja como podríamos imaginar. De hecho, no debemos mirar más allá de nuestras propias manos. Las raíces de la bondad humana se encuentran en la ciencia naciente del toque humano.

La comunicación táctil implica un sistema de comunicación complejo que ha sido moldeado por millones de años de evolución de los mamíferos. Incluye la mano humana, una hábil maravilla de cinco dígitos que se ha convertido en gestos, apretar, agarrar, usar herramientas y tocar. El tacto es procesado primero por la piel, un órgano compuesto por miles de millones de células, que envía señales neuroquímicas a una gran región de la corteza, la corteza somatosensorial, que trae a la conciencia la naturaleza exacta de cada contacto táctil con el mundo exterior. ya sea amigo o enemigo, potencialmente amoroso o letch, toxina o elemento inofensivo.

Los primeros indicios de cómo el contacto táctil es la base del buen vivir se han encontrado en estudios de primates no humanos, que pasan más del 15% de sus horas de vigilia cuidándose unos a otros. Hacen esto no para encontrar algunas naturalezas o para reducir la propagación de enfermedades, sino para formar alianzas, especialmente en el sector del cuidado de los alimentos. El primatólogo Frans de Waal mencionó este punto por primera vez, y señaló que los chimpancés comparten sistemáticamente la comida con quienes los cuidaron más temprano en el día. Tocar es la base de ese acto primordial de bondad: compartir comida con no familiares.

A medida que los humanos evolucionaron hasta convertirse en los primates más sociales, el tacto se convirtió en un lenguaje aún más rico, lo que permitió conexiones morales con los demás. Tocar es un medio directo y poderoso por el cual lo ofrecemos a los demás. Los estudios empíricos muestran que el tacto adecuado, las palmaditas suaves en la espalda o un abrazo cálido le dan al receptor la liberación de oxitocina, un neuroquímico que promueve la confianza y la cooperación. Un ligero toque del brazo provoca la activación en la corteza orbitofrontal, una región de los lóbulos frontales que señala las recompensas esperadas de una acción. Los toques cálidos y amistosos de aprecio hacen que los demás se sientan estimados, apreciados y buenos.

Los patrones táctiles cálidos y amigables también alivian la neurofisiología del estrés del receptor. En un estudio, simplemente tomar la mano de un ser querido desactivó las regiones del cerebro relacionadas con el estrés al anticipar que atravesaría una experiencia estresante.

Los investigadores de Berkeley han tratado de identificar cómo el tacto puede ser un lenguaje de conexión moral. En un estudio dirigido por Matthew Hertenstein, dos desconocidos llegaron al laboratorio y fueron separados por una barrera, impidiendo todas las formas de comunicación, excepto tocar a través de un pequeño agujero. Un participante metió el brazo a través de un agujero en la barrera, momento en el que el individuo del otro lado trató de comunicar 12 emociones diferentes, una por una, con toques cortos en el antebrazo de la otra persona.

Las emociones incluían gratitud, simpatía y amor, sentimientos morales por excelencia. Después de cada toque, el destinatario adivinó qué emoción se acababa de comunicar. En este estudio, los sujetos pudieron detectar gratitud, simpatía y amor entre el 55 y el 60% del tiempo. Esto demuestra que a medida que avanza el día podemos confiar en el tacto para transmitir gratitud, simpatía y amor con toques breves.

Dados los efectos satisfactorios y calmantes de tocar, Michael Kraus y yo buscamos documentar si tocar permite que los equipos colaboren mejor. Los equipos deportivos son conocidos por su toque ritual: piense en los montones de cuerpos de los jugadores de fútbol en las fiestas después de que se ha marcado un gol. Durante siete meses, nuestro equipo de investigación codificó todos los toques observados en los juegos jugados por cada equipo de la Asociación Nacional de Baloncesto de los EE. UU. Al comienzo de la temporada 2008. Se codificaron más de 25 tipos de toques, incluyendo hinchazón alta y puñetazos, abrazos y abrazos de osos, hinchazón de caderas voladoras e hinchazón en el pecho y colza en la cabeza expresando aprobación. En promedio, cada jugador tocó a sus compañeros de equipo durante unos dos segundos durante el juego. Solo dos segundos.

Pero esos breves toques importaban. Cuanto más se tocaban los jugadores de un equipo al comienzo de la temporada, mejor jugaba el equipo al final de la temporada: eran más eficientes con cada posesión ofensiva, se ayudaban más en defensa y se esforzaban por tener balones libres. Al final, los equipos de alto nivel ganaron algunos juegos más durante la temporada.

Un análisis más detallado descubrió que el toque mejoraba el rendimiento del equipo incluso cuando controlaba si el equipo ganaba o no en el juego que codificamos, qué tan bien esperaba que lo hiciera el equipo en la pretemporada y cuánto dinero ganaban los jugadores. Y recuerde: cada jugador tocó a sus compañeros de equipo en promedio solo dos segundos durante el juego.

Existe una antigua tradición filosófica que sostiene que las claves de la buena vida se encuentran en sentimientos morales como la gratitud, la compasión y el miedo. Los campeones de esta perspectiva incluyen a Adam Smith, David Hume y Charles Darwin. Incluso estos pensadores clarividentes probablemente se sorprenderían de hasta qué punto la buena vida se basa en la acción más simple: el contacto humano.

Dacher Keltner es profesor de psicología en la Universidad de California, Berkeley. Fue consultor de Google y Facebook y fue asesor de psicología en Inside Out.

Todas las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. noticias de Ciencia.