Deberías dejar de preocuparte de que los robots se hagan cargo de tu trabajo

Los temores propagados por un motín de robots no solo son incorrectos, sino que nos impiden tener mejores condiciones de trabajo.

Dos robots de 40 años están de vuelta en la pantalla grande este año: el práctico droide mecánico R2-D2 de Star Wars Rebel Alliance y el aterrador Terminator. Este último ha sido utilizado por muchos autores de títulos como una metáfora del riesgo percibido de que la automatización destruya trabajos humanos.

Pero en 2020, veremos que el verdadero futuro del trabajo es R2-D2, cuya fortaleza es su capacidad para trabajar con las personas y aumentar su desempeño. El próximo año será el año de la tecnología de aumento.

Nuestros temores sobre la automatización se reducen a tres factores: las máquinas realizarán las tareas de manera más eficiente; el aprendizaje automático permitirá que la inteligencia artificial (IA) tome decisiones complejas de forma más eficaz; y las empresas de tecnología venderán software y algoritmos para reemplazar a las personas lentas y divertidas con autos rápidos y enfocados.

Tales temores no son infundados, pero las mayores oportunidades tecnológicas siempre han fortalecido el trabajo de las personas, en lugar de reemplazarlo por completo. En 2020, los nuevos descubrimientos tecnológicos ampliarán esta tendencia. La tecnología de aumento combinará la eficiencia de la máquina con la empatía humana para hacer que las interacciones de las personas sean más eficientes y efectivas. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático permitirán que los equipos de personas aprendan mucho más rápido que antes. Las brechas de habilidades de las personas se verán agravadas por la tecnología, lo que les permitirá tener éxito en trabajos más valiosos y reconfigurados que satisfagan necesidades reales.

Ya hemos automatizado muchas tareas rutinarias en el trabajo, y hoy en día la mayor parte de lo que se paga a los trabajadores son interacciones efectivas, como la comunicación, el trabajo en equipo, el aprendizaje del valor de los usuarios y la búsqueda de los “puntos clave” que las empresas y los clientes mejoran. Y estas tareas serán mejoradas, no reemplazadas, por tecnología. Un buen ejemplo de esto ya está en acción es Superuman, que agiliza la experiencia del correo electrónico de los empleados.

Superhuman es una combinación de diseño ingenioso (por personas), extensiones de software y hacks a Gmail y una integración de 30 minutos por una persona real que “se hace amiga” de nuevos clientes y personaliza la interfaz de Superhuman para satisfacer las necesidades del correo electrónico de un cliente.

En medicina, las nuevas empresas como PathAI utilizan patólogos experimentados para entrenar sus algoritmos, que luego utilizan métodos de aprendizaje automático para mejorar la precisión de los diagnósticos clínicos y para informar la innovación en la medicina personalizada.

Y la empresa de software como servicio Medallia, que entra en una sólida trayectoria en 2020, utiliza el conocimiento y el ingenio de los empleados de atención al cliente de primera línea para mejorar su inteligencia artificial, conectando los puntos entre las opciones de primera línea y la satisfacción del cliente. y permitiéndoles hacer sugerencias prácticas e inteligentes a los trabajadores en tiempo real.

La tecnología no es como la gravedad. Hace lo que las personas que lo diseñan y lo hacen son recompensadas por hacer. Tenemos la oportunidad de reconfigurar los valores humanos que queremos que encarne la tecnología. El desafío, al menos durante la próxima década, no será la capacidad de la tecnología para funcionar como R2-D2, ya lo tenemos, sino las reglas distorsionadas del mercado del juego que lo presionan para actuar como Terminator.

Nuestros códigos tributarios, estándares contables, sistemas de compensación para ejecutivos, sistemas de capacitación disfuncionales, prácticas laborales exclusivas y compañías divisivas crean sesgos institucionales para la automatización excesiva.

A medida que empresas como Superhuman, PathAI y Medallia tengan éxito, crecerá una nueva Alianza Rebelde, y en 2020 “augtech” florecerá en una categoría comúnmente entendida, como fintech o biotecnología, estimulando los flujos de capital de riesgo, multiplicando las nuevas empresas y fomentando una tecnología más establecida. empresas para enfatizar sus ofertas de augtech.

Si hacemos frente a nuestros cuellos de botella institucionales para progresar, crearemos las condiciones para que augtech prospere y proporcione una productividad más general. Los adoptantes de Augtech serán recompensados ​​con un reentrenamiento rápido, una innovación más inclusiva, creatividad en todos los niveles, mayor apertura al cambio, mejores ganancias y experiencias más satisfactorias. En 2020, será el momento de que R2-D2 brille.

Byron Auguste es el director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Opportunity @ Work

Revelado El comercio ilegal de colmillos de mamut siberiano ha sido revelado

🙈 Renuncié a Google por DuckDuckGo. Es por eso que deberías

📧 Cómo usar la psicología para que la gente responda a sus correos electrónicos

💸 The DyN Noticias recomienda la guía de las mejores ofertas del Black Friday

Gran parte de las noticias de la ciencia de el planeta tierra en un sólo sitio. noticias de Ciencia.