Cómo los detalles del satélite ayudan a salvar a Amazon de la destrucción

El Amazonas está en peligro. Debido a que la selva tropical está siendo deforestada ilegalmente (mediante incendios, tala y tala rasa) para crear espacio para la cría de ganado o la cría de soja, los investigadores están compitiendo por la recuperación.

La deforestación de la selva amazónica brasileña ha alcanzado sus niveles más altos en una década, una tendencia que se teme que continúe bajo el presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro. Más de 2.200 kilómetros cuadrados de bosque fueron talados o quemados solo en julio, un fuerte aumento de los 488 kilómetros cuadrados perdidos en el mismo mes del año pasado, según los últimos datos del gobierno. Ésta es un área cercana al tamaño de Dorset.

Muchas áreas se limpian ilegalmente para crear espacio para la cría de ganado o la cría de soja, pero llevar a cabo una actividad de este tipo es difícil, sobre todo debido al tamaño de la selva tropical.

Desde que las imágenes satelitales Landsat de la superficie de la Tierra se pusieron a disposición de forma gratuita en 2008, los científicos han procesado cientos de miles de imágenes para mapear la cubierta del árbol y localizar cuándo y dónde se produce la deforestación. El Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (IBAMA) utiliza datos de Landsat para monitorear la cobertura forestal y activar alertas cuando se sospechan cambios, pero a una resolución de 30 metros las imágenes no son lo suficientemente claras como para decir con certeza qué causa la destrucción – esto puede atribuirse a incendios forestales, tala ilegal o tala.

Para confirmar la actividad ilegal, las agencias ambientales locales deben verificar las alertas de deforestación antes de producir un informe, lo que demora un promedio de seis horas. El año pasado, menos del 1% de las 150.000 alertas emitidas en todo el país llevaron a la acción. “Es caro enviar un grupo de trabajo contra la deforestación a áreas que se informan falsamente como registradas o enviar un equipo para confirmar los eventos de grabación”, dijo Pontus Olofsson, profesor asociado de investigación en la Universidad de Boston que utiliza imágenes satelitales para estudiar deforestación en todo el mundo.

Leer más: Los 10 hechos que prueban que estamos en una emergencia climática

Ahora, MapBiomas, una red colaborativa de universidades, empresas de tecnología y ONG, ha encontrado una manera de rastrear la deforestación ilegal casi en tiempo real. “No queríamos reinventar la rueda y producir un nuevo sistema”, dice Tasso Azevedo, quien coordina el proyecto. En cambio, el grupo ha desarrollado una plataforma que recopila automáticamente datos de los sistemas de alerta existentes del gobierno brasileño y verifica el área con imágenes de una resolución mucho más alta (hasta tres metros) capturadas por satélites en miniatura de Planet Labs, una empresa privada en San Francisco. .

Monitorear la deforestación en todo el país utilizando solo datos de Planet Labs sería prohibitivamente costoso y consumiría mucho tiempo debido a la gran cantidad de imágenes que tendrían que procesarse. Por lo tanto, la plataforma MapBiomas solo ampliará aquellas áreas reportadas por posible deforestación, en cuyo caso proporcionará imágenes detalladas tomadas antes y después del incidente para producir un informe automático para el enjuiciamiento. Brasil mantiene un registro de propiedad detallado, llamado Cadastro Ambiental Rural (CAR), que permite al instrumento verificar fácilmente si la deforestación está permitida o no.

La plataforma se lanzó en junio después de una fase de prueba que produjo alrededor de 5,000 informes automatizados en dos meses y medio. “El siguiente paso será garantizar que la gente realmente haga algo con él”, dice Azevedo. IBAMA y las autoridades locales en las áreas estatales que abarcan la Amazonía están probando actualmente la herramienta. “El principal problema es que el gobierno federal está reduciendo recursos en la zona, por lo que las acciones son limitadas”, dice.

La provisión gratuita de la herramienta MapBiomas ofrece a las agencias ambientales menos opciones que tomar medidas y enjuiciar a los infractores, explica Azevedo, y agrega que los fiscales públicos ya están comenzando a actuar sobre los informes que elabora MapBiomas. Los miembros del público también pueden ver las alertas, que esperan que ejerzan presión adicional sobre el gobierno para que aborde la deforestación de emergencia: “De esta manera, cualquier persona en el público puede saber si estas alertas están siendo seguidas y actuando en consecuencia”.

😡 TikTok alimenta la epidemia de discursos de odio letales en India

🚀 El asombroso poder del misil nuclear ultrasecreto de Rusia

🍫 Los alimentos que realmente necesitará almacenar para el Brexit sin acuerdo

♻️ La verdad detrás de los mayores mitos del reciclaje en el Reino Unido

🤷🏼 ¿Cómo sigue Internet obsesionado con Myers-Briggs?

📧 Reciba las mejores ofertas técnicas y novedades sobre gadgets en su bandeja de entrada

Gran parte de las noticias de la ciencia de la tierra en un sólo sitio. noticias de Ciencia.